Firma el contrato ten un encuentro adulto

Una cosa sí que debe dejarse clara: los dos tenemos derecho a sentir placer, no ir por vuestro lado hasta llegar al orgasmo, no, hay que hacer que el otro lo esté pasando igual de bien que tú. Que la chica no te importe sentimentalmente no quiere decir que no deba disfrutar contigo como tú lo estás haciendo con ella.

Ahora viene lo mejor, y es que existe un contrato que está redactado como si fuera legitimo e incluso creíble que puedes hacer que la otra persona firme en el caso de que no te fíes mucho de su palabra o el contrato verbal. Se llama el Formulario Estándar del contrato de encuentroadulto nº 654. Es el siguiente:

“Yo, con la presente, notifico la ausencia de sentimientos en las próximas lúdico erótico festivas horas para que luego no se pueda dar lugar a error, ni malentendidos ni derivados por parte de la parte contratada. Se dispone entonces:

1. Que solo será un polvo. Nada más, queda postergado por lo tanto de este contrato cualquier emoción afectuosa hacia la parte contratante excluyendo los lazos de amistad que ya preexistieran anteriormente a este contrato.

2. Que después de terminado la cópula se queda eximido de todos los deberes que se conciben de un coito con su pareja, incluyendo por lo tanto pláticas, planes para próximos días y demás. Queda excluido de este artículo el llamado “cigarro de después” que por uso y costumbre de su forma se entenderá como dentro de la legalidad del contrato establecido.

3. Que los sentimientos no cambiarán en ningún momento, es decir, que al día subsiguiente (o la próxima vez que el contratante y contratado se vean) no convendrán haber alterado los sentimientos. Se entiende por lo tanto que tanto la disminución de afectividad tanto como la aplicación desmesurada de esta serán ambos motivos de denuncia por la parte afectada.

4. Que la parte contratada está completamente de acuerdo en ser solo lo estipulado en este contrato y que pasaremos a denominar como “follamigo/a”, que no se creará ningún lazo especial y que la ocasión sólo se repetirá si ambas partes están completamente de acuerdo.

5. Que tanto el contratante como el contratado han de ser completamente cautos de la acción ocurrida derivada de este contrato. Que sólo se podrá contar a una persona por cada punto que se le asigne al polvo en una escala del 1 al 10 siendo el 1 para lo peor y el 10 para algo divino y que dicha persona debe ser totalmente ajena a la parte contraria de este contrato.

La opción del contrato está aquí, pero te aviso que si tú le sueltas que existe un contrato que debe firmar a una chica, inmediatamente te quedas sin encuentro. Así que lo puedes sacar de broma una vez hayas tenido sexo con ella, pero ten por seguro de que no lo va a firmar, nada tiene que ver que estén los sentimientos o no de por medio, sino porque nadie en su sano juicio lo haría. Y si lo hace… huye, lejos. Esa persona no es de fiar o puede que sí y te esté gustando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *